Adiós a las becas Erasmus

La nueva norma entra en vigor teniendo en cuenta a los alumnos que ya han solicitado la beca y han partido al exterior y elimina la posibilidad de sobrevivir en el extranjero a aquellos que se lo habían planteado y rellenado todos los trámites

erasmus

Lo cierto es que las becas Erasmus han sido y son una gran forma de aprovechar la posibilidad de tener una estancia de estudios en un país de la UE, no solo ampliando las posibilidades de los propios conocimientos de la carrera, que al tomarla fuera del país de origen pueden diferir considerablemente y aportar nuevos puntos de vista al alumno, sino también una experiencia en la que se aprenden idiomas, se conocen nuevas culturas, y sobre todo se amplían horizontes laborales que pueden abrir grandes puertas en el futuro, sobre todo, en el caso de los jóvenes españoles con los altos porcentajes de paro y la alta precariedad con la que estamos viviendo.

Sin embargo, si las protestas se han hecho oír en la escuela por los recortes que sufre actualmente la educación, con unos presupuestos muy austeros. Parece que en el caso de la nueva medida, recién aprobada, no ha sido fruto del silencio, sino todo lo contrario, y los jóvenes españoles no están dispuestos a decir adiós a las becas Erasmus sin pelearlas. Prueba de ello es una petición de firmas en Change.org que va ya por cifras récord, y la indignación en las redes sociales que clama por mantenerlas asegurando que los jóvenes puedan seguir estudiando en la UE.

Para los que andáis un poco perdidos al respecto, la noticia saltó hoy a la prensa, y en realidad supone que todos los estudiantes Erasmus que recibían una beca por parte del Ministerio la pierdan, y que solo conserven parte de ese dinero aquellos que tienen mayores necesidades, que en este caso serían aquellos que hayan sido o sean becarios generales con la condición de estar en situación económica preferencial, es decir, que cumplan con los requisitos de sus economías familiares o domésticas. Así, en la actualidad, si nadie frena esta nueva ley, o el Ministerio desoye las voces que gritan para que no se lleve a cabo la medida, los estudiantes que están ya fuera, y los del próximo curso tendrán que apañárselas con el dinero que corresponde por parte de la Comisión Europea, y el de la Comunidad Autónoma. En total, aunque hay diferencias según la residencia, hablamos de poco más de 2o0 euros mensuales.

Yo he sido Erasmus, y recomiendo la experiencia a todo el mundo, porque te enriquece en todos los sentidos. Pero lo que no puede ser es que solo unos cuantos privilegiados puedan vivirla, ya que el Estado debe garantizar ese derecho a todo aquel estudiante que quiera hacerlo

Imagen:  Stifts- och landsbiblioteket i Skara

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...