5 créditos interesantes para tu máster o postgrado

Si estás pensando en ampliar tus estudios deberías plantearte la posibilidad de sacarle partido a los préstamos bancarios pensados para financiarlos.

estudiantes

Poder permitirse estudiar no es algo que esté al alcance de todas las familias, mucho menos si hablamos de educación superior en las universidades. Pagarse un master o un posgrado tiene un precio realmente alto y son muchos los alumnos que deben recurrir a la financiación. Precisamente es a ellos a quienes nos dirigimos con nuestro listado del día en A Fin de Mes porque vamos a analizar algunas de las mejores alternativas en préstamos universitarios para educación superior con 5 créditos interesantes para tu máster o postgrado.

De todos modos, antes de pensar en endeudarte con uno de estos préstamos para estudios universitarios, plantéate la posibilidad de acceder a otro tipo de formación no reglada, pero igualmente funcional para el mundo laboral. Existen toda una serie de cursos online de las propias universidades y completamente gratuitos a los que puedes sacar mucho partido sin deudas. Si ya te lo has pensado bien, y pese a ello decides hacerte con un préstamo bancario que cubra la matrícula y los gastos de tus estudios, éstas son algunas de las opciones en el mercado actual:

5 préstamos para máster o postgrado que debes considerar

  1. Préstamo Master de Kutxabank: es el préstamo que más dinero ofrece en el mercado. Se pueden conseguir hasta 60.000 euros si se justifica el coste de matrícula y tasas. El crédito se devolverá en un plazo máximo de 8 años y existe un período de carencia opcional que se eleva hasta los 24 meses.
  2. Estudios Máster Blue de BBVA: se pueden financiar hasta 50.000 euros y una devolución a 10 años. La carencia que se aplica si lo desea el firmante asciende a dos años lo que le hace interesante frente a otros préstamos universitarios del sector.
  3. Préstamo Formación Máster de Ibercaja: la entidad ofrece un total de 50.000 euros con un plazo máximo de 10 años para amortizarlo. Es la oferta estrella de la mayoría de las entidades y la diferenciación estará en las demás condiciones que se propongan en el contrato.
  4. Crédito Máster de Banco Sabadell: como máximo financia el coste total de los estudios, aunque si estos cuestan menos de 15.000 euros se puede justificar esta cifra con otros gastos relacionados. Hay de plazo hasta 10 años para la devolución del préstamo y período de carencia. Sin embargo, el tipo de interés no es demasiado competitivo y se sitúa actualmente en el 7%.
  5. Préstamo Máster de Unicaja: te otorga hasta 18.000 euros. El plazo máximo para su amortización es de 5 años, lo cual se queda por debajo de la media del sector en ese sentido y también en el de capital máximo. Igualmente puede convenirte.

Trucos para conseguir el mejor préstamo de tus estudios

  • Buscar los mejores tipos de interés basándote en el TAE. Considera que muchas entidades ofrecen una buena oferta nominal que luego se llena de comisiones que encarecen considerablemente el contrato y que no te convienen.
  • Encuentra las entidades que tienen intereses subvencionados. Bajo acuerdos con las propias universidades, o mediante préstamos que se conceden junto con las Administraciones se pueden obtener créditos para estudios con un interés mucho más atractivo de lo que te encontrarías en el mercado más habitual.
  • Escápate de las comisiones y de las solicitudes de permanencia. Puede que un determinado banco te ofrezca el oro y el moro cumpliendo ciertas condiciones. Piensa que esas condiciones tienen un período de permanencia y que si no lo cumples, podrías tener problemas. Mejor no agarrarse las manos y actuar conforme a lo que te dicta tu conciencia ¡No te fíes de los bancos en este sentido!
  • Cuidado con los importes que solicitas. A veces los estudiantes pueden verse tentados por la cantidad máxima que le ofrecen sus entidades. Cuidado con esto, sobre todo porque puedes verte en problemas de acceso al mercado laboral y sufrir después serias dificultades para devolverlo. Lo mejor es apostar por el importe mínimo con el que puedes pagar la matrícula, y después, quizás deberías plantearte compaginarlo con un trabajo.
  • Firma un préstamo con un período de carencia. Esto significa que mientras estás estudiando, o al menos el primer año no pagarás nada más que los intereses del préstamo. Así, será mucho más sencillo para ti afrontar esta deuda en su período inicial. En todo caso, la carencia deberá ser solo una condición más a considerar junto con todas las demás y siempre que el producto cumpla con unas expectativas mínimas.

¿Tenías en cuenta todas estas recomendaciones a la hora de buscar un préstamo universitario para máster? ¿Ya lo has encontrado?

Foto: estudiantes vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...