¿Cuál es la mejor forma de comprar una casa?

Si quieres comprar una casa, entonces debes conocer las opciones posibles y elegir la más conveniente.

Las mejores opciones para comprar una casa

Antes de comprar una casa es necesario que tengas en consideración varios puntos clave. No se trata de la cantidad del dinero, ni de la ubicación. Tomar una decisión tan importante requiere de tu atención en diferentes aspectos.

Descuida, tampoco queremos que acabes con la cabeza vuelta un lío. Pero es necesario que, para que todo salga de manera ideal, te prepares con el suficiente tiempo para elegir la casa de tus sueños.

Planear requiere de estrategia, y lo fundamental para elegir la adecuada es contar con todo el conocimiento disponible en el área.

En este caso, vas a descubrir algunos consejos que fácilmente te dirán cuál es la mejor forma de comprar una casa.

Formas de comprar una casa

Existen tres maneras de comprar una casa. Están recurrir a una agencia inmobiliaria, recurrir a un cambio por un objeto equitativo en valor, o hacer un trato directo con el propietario del inmueble.

La primera tiene una clara ventaja. Tienes la asesoría de un equipo de expertos en la materia.

Te ayudarán a diagnosticar tu situación financiera, y te explicarán el papeleo legal en la adquisición del inmueble. Solo debes evaluar si la comisión que cobran es admisible.

Otra es tratar directamente con el dueño del inmueble. Es simple en primera vista porque solo haces negocio con quien posee la casa actualmente. Incluso, de tener la habilidad, puedes regatear el precio inicial.

Lo otro es saber si tienes algo lo suficientemente valioso para intercambiar por la casa. Suele ser usual encontrar en los periódicos avisos como “vendo o cambio por coche del año”. Solo ten consideración los riesgos por estafa.

¿Qué casa quieres?

Es fundamental que antes de comprar una casa, tengas muy en claro cuál es la que verdaderamente quieres o necesitas. Andar divagando entre una propiedad a otra puede resultar eterno si realmente no tienes en claro este punto.

Hay casas de todo tipo y todas tienen un sinfín de ventajas. Pero si tienes una idea de lo qué casa quieres entonces podrás ir apreciándola de manera distinta. Prioriza tus necesidades tanto en presente como a mediano plazo, y luego evalúa la manera en que ese inmueble las satisface.

Ahora bien, no solo se trata de lo que quieres o necesites, también es fundamental el presupuesto con el que cuentas. Y descuida, la casa de ensueño no tiene que ser una mansión, es aquella a la que llamas hogar.

Investiga a fondo

Supiste qué buscar y diste con el sitio “ideal”. Sí, ideal entre comillas porque antes de desembolsar el primer centavo es indispensable que investigues esa propiedad a fondo. Descubre cuál es la situación del inmueble en la actualidad. Busca sus cargas financieras, o demás otro problema subyacente.

Tu mejor ayuda es acudir al registro de la propiedad o la oficina de catastro en el ayuntamiento. Ahí te dirán lo esencial sobre las condiciones del inmueble, qué tal luce ante la gestión de compra y las obligaciones que incurrirás al comprarlo.

Investiga sobre los trámites

Aunque hayas optado por buscar ayuda de una agencia inmobiliaria, es fundamental el que antes que todo, investigues los tramites legales. Lo primero es que te cuidará de que el asesor al que has acudido no cuente con los requisitos reales para ser tu guía en la compra de la casa.

Lo segundo es que te ayudará a entender mucho mejor el proceso. Es decir, saber el por qué es necesario tales pagos y trámites administrativos en una casa de segunda o en una casa nueva. En total te pondrá en perspectiva sobre el compromiso que estás haciendo.

Cerciórate de su verdadero valor

Otro elemento que no puedes dejar al olvido es si estás pagando lo real por el inmueble que quieres. Es importante que el acuerdo se mantenga por debajo de lo que esté en el mercado, más cuando vas a buscar una hipoteca.

Recuerda que el préstamo que obtendrás será en función del valor del inmueble, no del pactado. Si compras una casa por 120 mil euros, y la tasa profesional da un valor de 100 mil. Si el banco solo te da 90% del valor, tienes que tener a mano lo restante para finalmente adquirir el inmueble.

Estudia la hipoteca

Ya que tocamos un punto importante, es necesario que además del papeleo para comprar una casa, tengas en cuenta las facilidades de pago que tienes para adquirirla. Las hipotecas son una de las más empleadas pero tienes que estudiarlas. Hay fijas, variables y mistas.

Todas funcionan de igual manera, es decir, pagarás una misma cuota, pero en el caso de la segunda dependerá de un indicador, y en el caso de la tercera los primeros años resultará fija y luego variable.

Con esto en cuenta tienes todo lo necesario para, descubrir la mejor forma de comprar una casa. Sabes que la investigación previa es fundamental, las ayudas que puede ofrecerte, y finalmente dar con ese sitio especial para ti y tu familia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...